La “pesca” del cliente en la red

La “pesca” del cliente en la red

cliente-redes

La realidad es tozuda y se empeña en decirnos que las compañías y empresas españolas aún no son completamente conscientes de la importancia de disponer de una presencia activa en la red. En concreto, sólo el 60% de las empresas tienen página web propia, diez puntos porcentuales por debajo de la media europea. Apostar por el diseño de una página usable y de diseño adaptativo a todos los dispositivos (PC, iphone, tablets…) ya no es una opción sino una necesidad. Y es que disponer de una plataforma online fiable y llevar a cabo estrategias de posicionamiento web eficaces puede abrirnos las puertas como empresa a un mercado potencial de más de 2.000 millones de personas.

Actualmente hay una pléyade de empresas (como, por ejemplo, www.posicionamientoweb.com) que ofrecen servicios de optimización del desempeño de las webs en los motores de búsqueda de referencia. Cada vez hay, sin embargo, un referente más claro hacia el que dirigir los esfuerzos en lo que respecta a las estrategias de optimización web para buscadores. Sólo hay que tener en cuenta un dato: según un reciente estudio de la consultora Deepfield, una cuarta parte del tráfico de internet en EEUU proviene de Google, unas cifras que se han multiplicado por seis en los últimos años.

Una mejora de nuestra web de cara a que más y más personas accedan a ella a través de los motores de búsqueda no sólo se traduce en aumentos de las visitas o contactos. El tráfico web es dinero. De acuerdo con los datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, en el 2012 el 14% de las ventas realizadas por las empresas españolas se realizaron a través del comercio electrónico.  Éstas ya representan una de cada cinco transacciones comerciales del total de las realizadas por las compañías nacionales de media.

Pocos podían imaginarse en 1960 los investigadores de ARPA que sus embrionarios estudios sobre la utilización remota de ordenadores iban a resultar tan trascendentales para ámbitos tan alejados de la Defensa como es la empresa. Lo que sí está claro es que, hoy más que nunca, en el “campo de batalla” empresarial, la presencia sólida de una compañía en la red puede suponer la mínima diferencia entre el éxito o el cierre.

Sin Comentarios

Deja tu comentario